El pasado lunes se presentó el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, en la sede del Gobierno donde Arturo Pérez de Lucía, CEO de AEDIVE, organización miembro de la plataforma Empresas por la Movilidad Sostenible, presentó los motivos para impulsar la movilidad eléctrica.

 

Dicho Plan en su conjunto cuenta con un presupuesto total de 3.750 millones de euros, donde se movilizarán 1.535 millones de euros desde 2020 y otros 2.215 millones de euros desde 2021, que se destinarán:

  • 300 millones de euros a la renovación del parque público e infraestructura de recarga, a la adaptación de las ciudades a las nuevas necesidades de movilidad, y la electrificación del transporte
  • 250 millones de euros a la renovación del parque hacia uno más sostenible y eficiente
  • 415 millones de euros a investigación, desarrollo e innovación, para impulsar la digitalización, conectividad y soluciones innovadoras en la movilidad sostenible y su industria asociada
  • 690 millones de euros para inversiones en la cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022
  • 95 millones de euros en cualificación y formación profesional

Por otro lado, se activan también otros 500 millones de euros de una línea ICO de avales para la financiación de la adquisición de vehículos industriales y comerciales. Dirigido a autónomos y empresas, estos avales de hasta el 80% facilitarán la renovación de los vehículos comerciales e industriales, incluyendo autobuses y autocares.

MOVES II 

Plan MOVES II. El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto 569/2020 que regula las bases de la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible.

 El MOVES II está dotado de 100 millones de euros, 55 más que la primera edición. Los 100 millones de este nuevo programa provienen de líneas presupuestarias asignadas al Instituto para el Ahorro y la Diversificación de la Energía (IDAE).

De esta forma, este plan de ayudas ha ampliado su dotación en un 222% y cuenta con 4 líneas de ayuda directas:

  1. Ayudas a la compra de vehículos alternativos (eléctricos, de pila de combustible, híbridos enchufables…), que varían entre los 600 y los 15.000 según el tipo de vehículo, de tecnología y de si se achatarra un vehículo antiguo
  2. Ayudas a la instalación de puntos de recarga eléctricos en la ciudad, comunidades de propietarios, oficinas… Ayuda del 30% del coste para particulares o empresas y 40% administraciones públicas. 
  3. Ayudas a los servicios de alquiler de bicicletas eléctricas, tanto públicos como privados (empresas, polígonos industriales…), para favorecer una movilidad sostenible y segura que permita mantener la distancia social frente al COVID-19
  4. Ayudas a los planes de movilidad sostenible al centro de trabajo, para favorecer la movilidad compartida entre trabajadores, el teletrabajo, el uso de transporte público o la bici…

Como novedad, el Plan MOVES II financiará a los ayuntamientos adaptaciones rápidas que les permitan responder a las necesidades de movilidad que han surgido como consecuencia de la crisis sanitaria: espacios reservados para el peatón, conversión de carriles convencionales en nuevos carriles bici, refuerzo del transporte público…

Además, se ha aprobado el Programa de Renovación del Parque, que no es compatible con la línea de ayuda MOVES para la misma adquisición, que persigue la renovación del parque con criterios de eficiencia y emisiones, con el fin de que por cada millón de euros invertido se reduzcan cada año 716.000 toneladas de CO2, 4.600 toneladas de NOx y 400 toneladas de partículas materiales.

Una vez más, queda comprobada la importancia de la movilidad eléctrica y que ya no es una opción, sino lo solución.

BOE-A-2020-6235

 

PROXIMO Curso básico de bicicletas y patinetes eléctricos: APÚNTATE (plazas limitadas)

Qué es y para que una Fundación de Movilidad Eléctrica?

Desde la Fundación de Movilidad Eléctrica FUNME queremos cubrir necesidades que estamos detectando desde nuestros comienzos en este mundo de futuro y tan beneficioso para todos.

Detectamos que la sociedad era reacia a salir de su circulo de comfort en un una primera reacción lógica por lo desconocido. Comenzamos informando a los ciudadanos de lo beneficioso que sería para todos si no dependieramos tan fuertemente de los combustibles fósiles.

Como todos sabemos y hemos vivido la electrificación es necesaria en todos los aspectos de nuestra vida, comenzamos por nuestras viviendas y ahora también con nuestros medios de transporte.

Debido al cambio climático que estamos sufriendo (por las emisiones de CO2) tenemos que salir de nuestro circulo de confort y dar el paso a una movilidad eléctrica con todas las posibilidad que nos ofrece.  

Desde la Fundación de Movilidad Eléctrica vamos a impulsar, defender, promover, facilitar, formar, informar, asesorar, etc…  Nuestro trabajo va dirigido a usuarios, particulares, empresas, ayuntamientos, comunidades de vecinos, pymes, comunidades autónomas, urbanizaciones, administradores, asesores, emprendedores,  cooperativas, ong, empresarios, comerciantes, etc…..

No dependemos de ninguna empresa, esto nos da total libertad de actuación para acometer nuestro propósito descrito en el primer párrafo y defender así la movilidad eléctrica y la movilidad sostenible.